Jorge Perales Nieto. Asesor relaciones tóxicas de pareja. Narcisistas y psicópatas

Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte

Las personas, los seres humanos, a lo largo de la historia por la forma de ser de la gente, han querido en algún momento de su vida o existencia, ser el centro de atención para los demás. De tal forma, que se aumente el ego de dicha persona, para sentirse reconocida por la masa.

Esto es algo que le puede pasar a cualquier persona en algún momento determinado. Pero existen personas que tienen la necesidad enfermiza de ser; el niño en la comunión, el novio en la boda o el muerto en el entierro. Es decir, tienen la necesidad enfermiza de que todas las personas estén continuamente pendiente de ellos o ellas. Estás personas son los narcisistas y los psicópatas, pudiendo ser tanto hombres como mujeres.

Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte y además te interesa leer: Definición de la psicopatía en relaciones de pareja (pincha en el enlace)

Características de los narcisistas en las relaciones de pareja

  • Son incapaces de conectarse con las emociones de los demás, demostrando una gran falta de empatía.
  • No tienen reciprocidad. Egoístas y narcisistas. Mentirosos patológicos. Abuso emocional. Refuerzo intermitente.
  • Agenda encubierta. En la relación de pareja utilizarán todo lo que le ocurra a su víctima para hacerle daño emocional.
  • Ponen como prioridad sus necesidades. Lo que le pase a la víctima en la relación de pareja para ellos y ellas es algo que no tiene importancia, les da igual.
  • Seducción y enganche. Saber seducir a su víctima en las relaciones de pareja, con un carácter atractivo, pero todo es superficial.
  • Son contrarios a todas las normas sociales, principalmente a las que tengan un sentido moral o ético.
  • No admiten sus errores. En la relación de pareja la culpa de todo siempre la tendrá su víctima.
  • Triangulación. Son infieles. Manipuladores emociones. Celosos patológicos.

Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte: El comportamiento de los narcisistas en las relaciones de pareja

Su obsesión por la apariencia

Los narcisistas o psicópatas integrados tienen una gran obsesión por su apariencia tanto física, como por la idea de que van a pensar los demás de ellos o ellas. Llegando a un punto de obsesión enfermiza sin precedentes. Son personas aparentemente encantadoras, esta virtud les facilita la manipulación emocional de las demás personas.

El rechazo a la crítica

(Pincha en la imagen para más información)

No soportan ser criticados. Su idea de la perfección en si mismo no les permite aceptar que puedan equivocarse o hacer algo mal. Por lo tanto, si son criticados su cerebro entra en contradicción, y esto no pueden soportarlo.

Aceptación social

Necesitan ser aceptados por todo el mundo. Por lo tanto, adquieren una personalidad camaleónica. En cada auditorio o en cada sitio en el que se encuentren siempre buscarán, sobre todo al principio, hablar y comentar todo aquello que pueda ser aceptado en el público al que se dirigen.

Su juego de seducción

Los narcisistas y psicópatas integrados siempre buscan seducir a los demás. En todo momento utilizan la técnica de seducción y enganche emocional. Esto crea una profunda disonancia cognitiva en todas sus víctimas. Siendo una de sus estrategias que más apego emocional crean en sus víctimas.

Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte

Los narcisistas y psicópatas integrados, en sus relaciones pareja, siempre tienden al desequilibrio dentro de dicha relación. Ellos y ellas, los psicópatas narcisistas, ven a la otra parte de la pareja como un elemento de manipulación, al cual explotar en todos los ámbitos; sexual, económico, social, profesional. Sin ningún tipo de piedad o problema. Actúan siempre en su propio beneficio. Y si para eso tienen que arruinarle la vida a su pareja, en todos los ámbitos, no tendrán ningún problema en realizar todos sus planes malvados.

Por esta razón, si el tarado o la tarada mental narcisista, observa que su pareja es una persona demasiado fuerte a nivel social y psicológico. Por lo tanto, le es complicado la manipulación emocional de su pareja víctima, tendrá una gran frustración en lo más profundo de su ego.

Al no controlar bien sus emociones más básicas, debido a su problema psicológico, no soportarán la idea de ver a su pareja fuerte y resistente al maltrato emocional que pretende hacerle a su víctima.

Los narcisistas, hombres y mujeres, tienen una enfermedad patológica frente a los demás y principalmente frente a su pareja, que les impide tener empatía. Por lo tanto, piensan que toda persona que forme parte de su vida es un privilegiado. Cuando en realidad, ellos y ellas, al tener su vida vacía de emociones, necesitan el suministro emocional parasitario de sus víctimas para sobrevivir.

Cuando la víctima ya sabe que tipo de persona es el narcisista o la psicópata narcisista. Comienza a ponerle limites a su maltratador o maltratadora narcisista, no dejándose manipular emocionalmente por el tarado o la tarada mental. Defendiendo siempre, la víctima, una posición de dignidad frente al maltrato emocional. El narcisista o la psicópata narcisista llegados a este punto, y observando que no puede maltratar a su víctima, la descartará finalmente, dejándola como si fuese un trapo viejo y usado, de la noche a la mañana, sin explicación, y sin motivo alguno.

Además te puede interesar leer: ¿Por qué los narcisistas odian San Valentín? (Pincha en el enlace)

La reacción de los narcisistas a la indiferencia

La reacción de un narcisista o de una psicópata narcisista ante la indiferencia, por parte de sus víctimas, serán principalmente la frustración, la rabia y el miedo al rechazo.

La rabia y la frustración

Los narcisistas pretenden siempre relacionarse con gente empática, pero de alto valor en lo social y en lo económico. Por lo tanto, si alguna de estas personas les rechaza, tendrán una profunda rabia y frustración por perder a una potencial víctima, que les permite tener bien sujeta a su vida parasitaria.

La rabia y la frustración de los narcisistas o las psicópatas narcisistas solo llegará si consideran que han maltratado o explotado del todo a su víctima. En el caso de que ya hayan maltratado emocionalmente, socialmente y económicamente a su pareja víctima, no sentirán rabia ni frustración, ya que estarán pensando en la etapa de descarte final, para conseguir otro suministro en forma de nueva pareja. Porque entiende que su actual víctima ya esta explotada.

El miedo

Al ser rechazados por su víctima, sin que esta haya sido del todo explotada, sienten un profundo malestar, por el miedo a ser descubiertos. Este hecho de ser descubiertos, es uno de lo principales miedos de los narcisistas y de las psicópatas narcisistas.

Los peligros de rechazar a un narcisista

Los narcisistas no tienen una personalidad propia. Es decir, su personalidad está basada en el efecto espejo de proyección hacia los demás. Ellos y ellas se adaptan como camaleones al entorno, para ser como son sus víctimas, para ser aceptados, pero carecen de una personalidad propia definida, por que sus problemas mentales les impide tener una identidad.

Si observan que su víctima es fuerte, la víctima podrá meterse en muchos problemas con estos personajes enfermizos.

Los narcisistas y las psicópatas narcisistas cuando son rechazados, sienten la misma sensación que cuando fueron maltratados y rechazados en su infancia, por sus padres o madres, que es de donde viene su problema mental patológico.

Por lo tanto, al sentirse ignoradas o ignorados, se les daña su enfermizo egocentrismo. Y comenzará un ataque directo contra su víctima sin descanso ni fin, hasta que consideren que se vengan de su víctima. Al dejarla, mas humillada y maltratada emocionalmente que nunca en su vida.

Los narcisistas y las psicópatas narcisistas consideran que tienen el derecho de controlar la vida de las personas y decidir cuando quieren o no estar con una persona, sin tener en cuenta la opinión de la otra parte, como si la gente de su alrededor, fueran objetos y todo girase entorno a ellos o ellas.

Las personas con el Trastorno de la Personalidad Narcisista (TPN), son por regla general personas muy rencorosas y envidiosas con todo el mundo, pero principalmente con las personas que no han conseguido manipular.

El acoso del narcisista

Los narcisistas y las psicópatas narcisistas pueden llegar a un acoso y derribo constante hacia su pareja víctima, en el caso de que esta no acepte su chantaje emocional. Llamadas, mensajes, y todo tipo de motivos para contactar a su víctima, de una forma insistente y sin cuartel.

La campaña de difamación

El tarado o la tarada mental iniciará una campaña de difamación contra su pareja o ex pareja víctima para que las personas de su entorno, se pongan en contra de la víctima y hacerla la vida imposible, en todos los ámbitos de su vida para destruirla.

Las reacciones de la víctima con un narcisista o una narcisista

Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte. No podemos confundir las reacciones que hace la narcisista o el narcisista contra su víctima, con lo que hace la víctima. Es decir, si después del descarte final, la víctima intenta llamar y enviar mensajes a su pareja para que vuelva con él o ella, no quiere decir que la víctima sea narcisista, sino que hace esa toma de contacto, debido al apego emocional y el vínculo traumático que le ha creado el narcisista o la psicópata narcisista, después del maltrato emocional, durante la relación de pareja.

https://jorgeperalesnieto.com/producto/mirando-al-mar-sone/
Satanás, el líder de los narcisistas. Relaciones tóxicas de pareja y psicópatas integrados (Pincha en la imagen para más información)

8 comentarios en «Cuando un narcisista te ve demasiado fuerte»
  1. […] Que se descubra la verdad de todo su plan narcisista. Por eso se vende como si fuese la mejor de todo el planeta tierra. Se vende como si fuese una buena persona e inicia estrategias paralelas en su entorno, y en tu entorno, como si fuese la víctima, entre sus familiares y amigos y los tuyos, sin que tú lo sepas. Es una estrategia que va diseñando para cuando decida ir a la fase de descarte poder hacerse la víctima de su víctima y no la descubran como la culpable.   […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.