Jorge Perales Nieto

Escritor I Emprendedor I Asesor I Analista Político I Relaciones de Pareja

Pedro Sánchez y Feijóo en el debate de las elecciones. Los payasos de la tele

Los payasos de la tele con respeto a los payasos

Los payasos de la tele con respeto a los payasos

¿Cómo están ustedes? Así es como se sintieron los trabajadores españoles cuando a un adulto le tratan como a un niño en un programa de entretenimiento infantil. Este es el resumen del debate entre el socialista Pedro Sánchez que su nerviosismo -al ver que pierde el gobierno- le jugó una mala pasada. Y, por otro lado, el señor líder de la oposición que responde al nombre de Alberto Núñez Feijóo que ya sabemos que no dice nada y que solo tiene que esperar y observar como su adversario político va derritiéndose como los helados al sol.  Además tienes que ver –El narcisismo político de Pedro Sánchez y sus análisis políticos-.

El despliegue del sistema para el debate

En la cabecera del programa y a los mandos de la nave estaban los mamporreros del sistema corrupto como son Vicente Vallés -un clásico de estos temas- y Ana Pastor la que dice lo que es verdad y y lo que es mentira en las redes sociales según su ideología política. Todo este espectáculo subvencionado con el dinero público de los españoles que asfixiados a impuestos ya no saben si votar rojo socialista, azul a secas, morado comunista, verde pistacho, rosa palo o amarillo chillón.

Los payasos de la tele con respeto a los payasos

Estaba todo preparado para el humor, el buen rollo, las risas, el pasacalle, la conga y la charanga. A un lado -el de la izquierda- Pedro Sánchez que entre bromas -de mal gusto- ya no sabe ni que hacer para conseguir que le voten y seguir en el sillón -guiado por los nervios- opto por la broma y la pandereta. Al otro lado -el de la derecha- el masón Alberto Núñez Feijóo que solo espera su momento de gloria, un aprendiz de Mariano Rajoy que no dice nada y lo dice todo. Más que político parece un espantapájaros quieto, parado y haciendo su función en el espectáculo de los payasos de la tele.

En política no es algo simpático que las campañas electorales de ciertos grupos políticos la tengan que pagar los trabajadores españoles. No es normal que decenas de candidaturas elecciones tras elecciones no tengan espacios electorales para dar a conocer sus proyectos políticos y que además se les pongan mil trabas burocráticas para que no puedan presentar sus candidaturas para las elecciones.

Por otro lado, solo son conocidos los proyectos políticos que busca -o incluso crea el propio sistema- ahí tenemos los proyectos de Ciudadano, Unión Progreso y Democracia, Podemos que van apareciendo según los intereses del sistema. Y que posteriormente van desapareciendo cuando ya no le son útiles a los que dirigen el Régimen corrupto del 78. Unos señores que nunca se presentan a las elecciones pero que votan todos los días solo con mover un dedo o apretar un botón.

La vuelta al bipartidismo de la corrupción

Una vez más se vieron las intenciones de los pilotos del sistema corrupto del Régimen del 78 donde pretenden que vuelva el bipartidismo con la alternancia en el gobierno para que todo sea más fácil para seguir con la satánica Agenda 2030. El bipartidismo presentado por los clásicos del sistema un Partido Popular sin ideología que solo se centra en la economía y un PSOE que tiene más de un centenar de años que busca ganar una guerra civil casi cien años después.

Las elecciones en España son una estafa para los trabajadores

Todos los partidos políticos con representación parlamentaria piensan lo mismo en los temas principales de la sociedad, la religión, la economía, todos siguen una misma rama oficialista. La principal función de un político que defiende el Régimen del 78 es la de crear redes clientelares para una vez no salga reelegido y pierda el poder esos benefactores le devuelvan los favores prestados. Eso es lo que recibe el nombre de Democracia en España tal y como la conocemos. Tienes que ver como es –El pucherazo de las elecciones generales en España-.

España necesita un cambio profundo en su ser

Los españoles necesitan volver a sus orígenes. No existe recuperación económica, social, individual de la persona, de los valores sin volver a saber ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? y ¿Qué buscamos? Solo entonces el pueblo español volverá a ser lo que fuimos y eso solo se consigue por el camino de la tradición y acabando con los payasos de la tele.

About Author