Naturaleza en el rio Tajo Toledo

Año tres de la sexta ola con la cuarta dosis

Podrían sumar trece, según las minorías, y dicen que es el de la mala suerte, para algunas mayorías, aunque también es un número atrayente para alguna gente. Esa misma gente, que suele dormir calculando en su negra noche, su eterna muerte, sin que llegue el día de la amanecida, cuando todo acabe, si es que al final termina, esa oscura noche.

Frente a esa idea negra, de esa misma gente, de esa noche eterna, otros van cantando por los campos, una canción hermosa en oración, para que se inicie la revolución. Solo unos pocos, contra esos muchos, desean ese amanecer, cantando la canción.

Ya no existe música, para que se levante esa misma gente, que busca la muerte, pinchándose contra la revolución, que nos canta en su letra esa canción.

Año tres de la sexta ola con la cuarta dosis

Esos mismos números sin identidad, que no van sumando, y que van restando, esa idea nuestra de nuestro compás, con su división, sin multiplicar, esos esfuerzos de la melodía de nuestra canción, con la rebeldía de nuestro nuevo día. Que alcanzaremos, aunque los números no quieran unirse, en ese caminar, de nuestro pensamiento de seguir amando ese amanecer.

Esa melodía que ya suena en nuestro corazón, hace que nuestra revolución baile al compás de nuestra canción.

(Pincha en la imagen para más información)

Según pasan los tiempos de esa canción, van llegando gentes que se van sumando a esa oración de revolución, y es que el mar ya baila esa canción, de nuestro corazón, al ver que las olas saltan hacia los luceros, para creer en la eternidad de ese amanecer, que ya está llegando, a nuestra nación.  

Satanás, el líder de los narcisistas. Relaciones tóxicas de pareja y psicópatas integrados (Pincha en la imagen para más información)

2 comentarios en «Año tres de la sexta ola con la cuarta dosis»

Los comentarios están cerrados.